miércoles, 7 de septiembre de 2016

¿Carbura el motor del futuro? El propulsor sin combustible EM Drive será probado en el espacio



La NASA mantiene el hermetismo en torno al desarrollo de este revolucionario 'motor imposible' espacial, que, en teoría, podría viajar más rápido que la luz.



NASA
Síguenos en Facebook


Todo sobre este tema
Ciencia
La NASA lanza una sonda para hallar pruebas de vida en un asteroide
China: Crean una herramienta genética que provoca el 'suicidio' de las células cancerosas

Una versión actual del 'motor imposible' o motor de propulsión sin combustible EM Drive, investigado y desarrollado por la NASA, será probado en el espacio exterior para comprobar su funcionamiento, informaScience Alert.

El desarrollo de este revolucionario y polémico propulsor no parece haber sido abandonado por la Agencia Espacial estadounidense, que se reserva con recelo toda la información al respecto, por lo que, de momento, se desconoce cuándo se realizará el experimento espacial.

El EM Drive es un motor a propulsión creado por el ingeniero británico Roger Shawyer en 2006 que utiliza las cavidades de las microondas electromagnéticas para convertir directamente la energía eléctrica en empuje sin necesidad de expulsar ningún elemento propulsor.
Leer másSorpresa en Argentina: un meteoro ilumina la noche del oeste del paísPor esta razón, muchos opinan que este propulsor podría ser el punto de partida para los motores 'warp' de la ciencia ficción, capaces de doblar el espacio-tiempo para viajar más rápido que la luz. No obstante, la labor de Shawyer ha sido desestimada en numerosas ocasiones por no haber elaborado publicaciones científicas revisadas.

La NASA probó con éxito el propulsor espacial EM Drive en 2014 y en 2015, llevando a cabo un experimento en vacío completo. Según sus estimaciones, una nave equipada con dicho motor podría llegar a la Luna en solo cuatro horas y un vuelo a Marte tardaría 70 días en vez de los siete meses que se necesitan ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada